Un sistema HVAC (heating, ventilation and air conditioning) es un sistema de climatización y ventilación, es decir, que actúa como calefacción en invierno y como refrigeración en verano, controlando la tasa de humedad y purificación del aire.

El sistema HVAC
contiene un gas que, al ser comprimido, aumenta su temperatura debido a la presión. Una vez caliente, discurre por un conducto donde disipa su calor. Después, se va enfriando poco a poco hasta que se transforma en un líquido de baja temperatura.

Este líquido se desplaza por una válvula de expansión y se evapora convirtiéndose en un gas frío de baja presión. Luego discurre por un conducto absorbiendo el calor interior o exterior del ambiente. Después, es expulsado a través de unas rejillas de ventilación.

Este proceso funciona de manera ininterrumpida mientras el sistema está en marcha. Algunos sistemas disponen de termostatos que detienen el proceso o lo dejan en espera.

Debido a su funcionamiento y actividad constante, es necesario llevar a cabo acciones de mantenimiento e higienización para garantizar la calidad del aire.




*Fuente: Siber